Delicioso capricho cruel de repostería

La música, las cosas lindas y la buena compañía son verdaderos placeres que todas amamos. ¿Falta alguno de ellos en mi blog? Creo que no le he dado el espacio que se merece a esos caprichos deliciosos, crueles por naturaleza por su enorme cantidad de calorías y carbohidratos; sí, me refiero a los placeres gastronómicos. Y es que no hay nada como un buen chai latte acompañado de una rebanada de pastel para una tarde tranquila.

Ya sea de un lugar especial, o hecho por tus propias manitas, estos postres no deben tener un aspecto cualquiera. También para éstos “hay niveles” como decía una amiga; alta costura, como yo los nombraría. Así que precisamente para estos momentos melancólicos, de plática con una amiga, tienes de dos, hacer una creación o adquirir un par de  estos manjares. Para la primera  opción me topé con un tutorial para adornar un pan cualquiera. O lo hacen o lo compran, el chiste es darle su toque único cubriéndolo de flores.

Según el blog I am baker, sólo necesitas una palita, una duya y chantillí. Lo primero que deben de hacer es cubrir el pan en cuestión con un capa de chantillí. Luego, comenzando por los extremos, con la duya deben de hacer su primera rosa partiendo del centro y haciendo un espiral. Es muy fácil!!

Imágenes de I am baker

Y si son más prácticas mi segunda sugerencia para conseguir un pastel rico, bonito y barato, es Artesanos del Dulce. Este es un proyecto de dos chefs, Ma. Teresa Ramírez Degollado Hernández y Joan Bagur Bagur, quienes han trabajado en las mejores reposterías de Estados Unidos y Europa. Ellos trajeron a México un concepto donde los materiales y la manufactura de sus postres  los hacen únicos y de la mejor calidad. Sus cafeterías son de lo más amigables, acogedoras, con una excelente oferta en bebidas.  Chequen en su página una de sus sedes y mientras tanto una muestra de sus creaciones.