CANADA o la perdición de los españoles

Repetir puede ser un arma de doble filo, puede provocar una constante, un ritmo que nos permita recordar las cosas;  así como las rimas repetían los sonidos en los poemas antiguos para que pudieran ser memorizados a falta de escritura. Pero hay un justo medio, un punto, que de ser rebasado, arruina todo.

Pasa también que repetimos tanto las cosas que las averiamos, una canción, una prenda, un recurso. Se vuelven tan comunes que no nos preocupamos por recordarlos.

Esto es lo que, según yo, sucede con los videos españoles “alternativos” actualmente. Hace 5 meses salió un video de El Guincho de “Bombay”, la primera canción de su disco Pop Negro. Fue todo un éxito, baneado en muchos sitios, incluido en las listas de los videos más controversiales del 2010. El videoclip fue dirigido por Nicolás Méndez y producido por CANADA, retomaba fotografías famosas en internet, como por ejemplo las de Cassius Bird.

Hace aproximadamente un mes, también salió otro video de La bien Querida también producido por CANADA. Era la misma fórmula, imágenes sorprendentes, una edición cuidada, un filtro hace parecer que está filmado en formato de cine, etc. Sin embargo, creo yo que de la canción y conceptos de La bien querida a los de El Guincho hay una diferencia abismal. Y lo que quedaba muy bien para uno no queda tan bien para el otro, al contrario, se nota sobrepuesto.

No conformes con hacer dos videos con el mismo principio CANADA ha hecho un tercero para otra banda española llamada BEDROOM, este me gusta más que el video de La bien Querida, pero lo que antes me sorprendió y me encantó en el video de El Guincho, ahora me molesta. Puedo decir que es una Formula, más que una corriente o una ideología o un estilo, es una vil fórmula.

Investigando un poco más he descubierto que CANADA ya lleva camino recorrido y tiene en su catálogo más de 40 videos. La cosa es que sí se nota la intención de mantenerse en el mismo concepto que tomaron para “Bombay”, el que les dio tanto éxito en los meses pasados. Mismo concepto que ya pudimos ver antes por ejemplo en el video de Charlotte Gainsbour con Beck de “Heaven can Wait”.

Vale la pena ver el trabajo de esta productora, pero no se dejen engañar. Pese a que me gusta mucho lo que hicieron con “Bombay”, si creo que es una cortina de humo que simula mucha profundidad con una estética, muy bella, pero también muy vacía.