Arquitectura-G, un estudio al rescate de los blancos

¿Cuántas veces han caminado por las abarrotadas calles del centro histórico?¿cuántas veces lo han hecho un par de segundos más lento que el resto de la gente? Si lo han hecho, sabrán de qué estoy hablando, si no lo han hecho, entonces háganlo. No pueden perderse la oportunidad de soñar con esos edificios escoltándolas.

Las instrucciones son las siguientes: hay que ser un poco fisgón para soñar. Caminen lento, levanten ligeramente la barbilla, levanten drásticamente la mirada, cuídense de los automóviles y comiencen a mirar el interior de todas y cada una de las grandes ventanas que enmarcan las calles del centro. Cada una guarda un secreto distinto, una forma distinta de habitar esos espacios, tan viejos y tan poblados que han vuelto a ser lienzos vírgenes para nuestra imaginación.

Eso seguramente fue lo que hicieron años atrás los jóvenes de Arquitectura-G. Soñar. Soñar y estudiar otro tanto. Pero siempre el principio de todo proyecto es el sueño. Y creo que coincidieron conmigo en eso de que los edificios viejos son vírgenes para que nuestro gusto los penetre, porque han renovado un departamento en Barcelona de la forma más nívea y pulcra que puedan imaginar. Respetaron los pisos, los remates, conservaron las puertas. Pero hicieron una que otra modificación que ha hecho de un departamento antiguo una casa muy moderna, no estéticamente, tal vez, pero sí prácticamente. ¿A qué me refiero? Hablo de que este departamento es prácticamente una sola estancia, es decir, todas las habitaciones se comunican, y algunas como el baño, tienen paredes desplazables que permiten dividir el espacio a placer. Miren los planos del proyecto:

Más allá de las ideas arquitectónicas, la decoración también es otro elemento genial en este departamento. Respetaron los espacios limpios y amplios, dejaron reinar al blanco y al verde y le dieron todo el espacio necesario a esos pisos para lucir como merecían desde el primer año en que los pusieron. Les dejo con las fotos para que sueñen un rato como yo, y para que, por qué no?, cachen alguna que otra idea para sus departamentos: