KivaFord, joyería en cristal

¿Recuerdan aquellas pequeñas figurillas de cristal que las abuelas guardaban tras las vitrinas? Reinaban los pequeños animales, algunas botellitas, siempre tenían pequeños puntos oscuros en el límite de cada pierna o brazo y en los ojos. Debo confesar cierta cleptomanía: robé algunos que guardo aún en una caja de madera. Curiosamente ahí también guarde los colmillos que mudó mi Agata, la mejor gata del mundo junto con Coco.

Me parece una verdadera curiosidad el trabajo de Kivaford, por motivos personales y por admiraciones estéticas. Siempre pensé que sería una buena idea encapsular los dientes de Agata y hacer un dije. Y ahora viendo el trabajo de KivaFord creo que me han vuelto las ganas de tener un dije de cristal. Claro que la estética de KivaFord es menos macabra que mi proyecto gatuno.

Chequen este trabajo, y por si están interesadas y tienen una tarjeta de crédito a la mano les dejo también el Link: