El refrigerador también puede lucir bien

¿A quién no le gustan las viejas Polaroid? ¿quién no está enterado de las prodigiosas aplicaciones del iPhone que logran darle cualquier tipo de efectos a nuestras fotografías? Siempre he pensado que una casa sin fotografías es una casa sin historia, un poco inhabitada.

Cureoseando por aquí y por allá, me encontré con esta bellísima idea de ambrosiagirl.com: Imanes con Polaroids. La idea es sencilla, consiste únicamente en un simple cut&paste, una impresión y un cuidadoso trabajo de pegar y recortar:

Paso No 1: Ya con las fotos listas, colócale el marco Polaroid que podrás descargar aquí.

Paso No 2: Luego, deberás imprimir las fotos en un papel grueso, de preferencia cartoncillo, pues un papel más delgado no resistiría la humedad del pegamento. Te recomiendo que imprimas varias por hoja para ahorrar en tiempo y en impresiones.

Paso No 3: Precisamente para reducir la humedad, debes usar pegamento en Spray (puedes comprarlo en cualquier Lumen). Tomando la distancia adecuada (aprox. 15 cm) deberás rociar el pegamento a lo largo de la impresión, rápidamente y evitando las burbujas de aire deberás pegarlo a la placa de imán.

Paso No 4: Con un exacto corta las fotografías.

Paso No 5: ¡Directo a un refrigerador más bello!

Aquí otra idea con el mismo principio para aquellas que piensan que las polaroid no son la opción: