¿Turbantes para el calor?

Hace unos días, aburrida de mi cabello y también muy acalorada, busqué una forma de hacerle frente a la temperatura de la ciudad. Fue entonces cuando recordé una  editorial de abril para la revista Singles Korea y la que hizo Crystal Renn para la Vogue Japón. En ambos casos las imágenes me llevaron a otros lugares, al desierto; recordé también las estrellas de principio del siglo XX, que en su euforia por lo oriental retomaron los turbantes para agregarle elegancia a sus conjuntos, muy al estilo de las mujeres retratadas por Tamara de Lempicka.

En pleno siglo XXI, los turbantes vienen con otro mood, mucho más casual y fresco, justo para esta primavera que promete superar todos los récords de la historia. La muestra de cómo podemos adoptar esta forma de adornar nuestra cabeza es con lo que trajo unos meses Patternity, con sus diseños de ensueño y hermosas formas de publictarlos desde el año pasado. Aquí algunas imágenes que adoré:

Así que si desean sujetar su cabello, fuera de la aburrida coleta y del ya conocido chongo, les propongo tomar un pedazo de tela, una mascada o cualquier cinta a su alcance y enmancar su rostro con colores. Los pasos son fáciles y rapidos. Si ya están convencidas, chequen estos dos tutoriales de ModCloth, mi tienda de accesorios on line favorita. Para un outfit casual con shorts de mezclilla y playera blanca.