Verdaderos souvenirs de la Boda Real

El viernes todo fue Boda Real. No me sorprende el alcance que tuvo en los medios, fue excelente para diluir el pesimismo post moderno, un lindo cuento de hadas o idílico cuento de amor. No se hablaba o escribía de otra cosa. Los sitios de moda abordaron los vestidos y rídiculos sombreros que muchas usaron para la ceremonia Real entre William y Kate. Pero la mejor información que encontré de este evento fue la comparación entre el vestido de Kate, de la casa Alexander McQueen, y el de Grace Kelly, quien también se convirtió en parte de la realeza de Monaco. Se parecen muchísimo…

Por otro lado, entre los absurdos souvenirs que los ingleses se aventaron para este enlace me topé con una selección de la Vogue UK con verdaderos objetos de deseo. Entre playeras, joyería, artículos de papelería y hasta sobres de té espero que aún haya de estos artículos para mi próxima visita a Londres (cuando tenga suficiente capital). Quiero el llavero conmemorativo de KIPLING y el kit para hacer cupcakes de Oliver Bonas :P