Verdaderos Maniquies para costura

Uno de mis sueños frustrados fue estudiar diseño de moda. Mi incapacidad para manejar la regla L y la curva, además de mis repetidos borrones y falta de exactitud en el papel micro, me hicieron dejar en las grandes mesas de los talleres los sueños de hacer ropa. Me fui por otro rumbo, el de escribir sobre ella.

En mi exploración por el camino del corte y la confección, me gustaba contar con la ayuda de los maniquies para costura. Éstos me permitían ver cómo mis ideas tomaban forma y se veían en tercera dimensión. Para todos los que son diseñadores, no me dejarán mentir sobre su vital importancia.

Pero esta herramienta no debe ser aburrida. Me encantaron las propuestas de la firma Stockman, que es una de las más nice y calificadas en estas artes. Este año, invitaron al director creativo de EEM Agency, Emmanuel Bossuet, para darle estilo a un par de sus modelos. Así, lanzaron tres propuestas exclusivas para Bon Marche en Paris, limitadas a 10 modelos por diseño.

Los dejo con las propuestas que deben de valer cientos de euros y que desearía tener como simple estatua en mi cuarto.