Labios rojos para visitar Europa

Hace un año fui a Europa. Desde hace mucho tiempo deseaba ir, conocer los lugares que sólo había visto en libros, en las editoriales de Vogue, construido mentalmente en alguna lectura (Londres con Woolf y Wilde; París, por supuesto, con Cortazar), visto en cintas en blanco y negro (Casablanca con “We’ll Always Have Paris”). Después de esfuerzos titánicos, regreso en unas muy breves vacaciones.

Cuando los sueños que creías más lejanos se cumplen, es difícil plantearse nuevos. Por lo menos así me pasó después de mi viaje. Luego de poner check en algo que habías planeado y pensabas que concretarías después de mucho tiempo, comienzas a buscar otras experiencias, dejar viejos hábitos y zonas de confort. Uno de esos propósitos fue regresar al viejo continente, pues hay ciudades y lugares que se vuelven un tanto adictivos.

En mi próximo viaje sabré llegar más rápido al Louvre y recordaré guardar mi boleto de metro para salir de una estación. También tomaré muchas más fotos, compraré muchas más cosas y cumpliré con más clichés europeos. Así como muchos llegan para leer a Sartre en un café de París o escuchar a los Beatles en Londres, yo quiero tener mi propio cliché: usar labial rojo.

Sí, quizá muchos no me comprendan, pero para mi este labial engloba el glamour de estas ciudades. Así como el vestido negro es un clásico en el vestir, los labios carmesí son ya un clásico del maquillaje. Llámenlo sincronía o casualidad, pero me llegó un mail con el nuevo anuncio de Natalia Vodianova para Guerlain. Como promo de la próxima campaña de la marca, Vodianova aparece con labios escarlata, en una atmósfera otoñal cálida que sólo este tono puede dar.

¡Problema resulto! Ya me vi usando mi vistoso accesorio por Champs Élysées.

También espero que como un vestido o unos zapatos rojos dan más seguridad a su portadora, un labial en este tono se lleve mis nuevos temores de que las cosas no salgan bien (ya saben, las maletas, el vuelo, las reservaciones). Así que si alguien quiere ayudarme terapéuticamente en mi proyecto vacacional por tierras europeas, el Rouge G de Guerlain ya está a la venta y en tres tonos (25 GArÇoNNE, 70 GiGoLo, 71 GirLY).

Un capricho cruel reconfortante, con espejo incluido, que viajará en mi maleta de mano.