Don’t forget the romantic accessories!

Cuando era pequeña, siempre que salíamos de viaje mi mamá acostumbraba vestirme con vestiditos, ya sea de encaje, con lazos, en capas, en tonos pálidos, con flores pequeñitas y, a veces, complementados hasta con sombreros, entonces todo el look resultaba ser el de una muñequita.

Por supuesto que aún me gustan los vestidos pero, sobre todo, aquellos que tienen un aire muy femenino… ¡Y claro!, como todo está en los detalles, te dejo los accesorios y joyas perfectas para acompañar esos vestidos que te harán lucir ultraromantic en estas agradables tardes otoñales.