La cama de mis sueños

No hay nada como meterse a una cama con las sábanas recién cambiadas, fresca y limpia, lista para recibirte y calentarte al mismo tiempo que tú la calientas. No hay nada como tener unas buenas sábanas y un edredón para acompañar al sueño. Ya sea de pluma o de algodón, un edredón puede hacer la diferencia entre una cama normal y un paraíso habitable por cualquier cantidad de sueños.

Para esta época de frío, de noches oscuras en las que las ramas de los árboles rasguñan las ventanas al moverse por el viento, les dejo esta colección de mi tienda favorita de artículos del hogar: Antrhopologie.

[gallery link=”file”]