Nail Art: Marmoleadas

Yo soy un poco como un oso, cuando llega el invierno tiendo a encerrarme en mi casa y poner cualquier excusa cuando se trate de salir a la intemperie, en cambio prefiero pasar mis días probando diferentes estilos de cabello, viendo películas o pintándome las uñas.

Uno de los estilos más difíciles de Nail Art es el marmoleado, he visto muchas técnicas, pero todas se ven muy complicadas. Me encontré con una manera que me pareció mucho más fácil para tener este acabado, así que aquí se las dejo.

 

Necesitas:

  • Esmaltes de uña en distintos tonos.
  • Brillo de uñas.
  • Un palillo o aguja.
  • Una bolsa plástica (ziploc).
  • Un cortacuticulas.
  • Removedor de esmalte.
  • Una brocha de corrector vieja.

1. Sobre la bolsa aplica mucho esmalte en líneas, formando un patrón de rayas, lo suficientemente grande para que le quede a tu uña.

2. Con algo afilado como una aguja o un palillo crea un patrón zig zag así:

3. Hazlo 10 veces, uno para cada uña y déjalo que seque por dos horas. Así estará lo suficientemente seco para que lo retires de la bolsa y lo suficientemente elástico para que lo pegues en tu uña.

4. Pinta una delgada capa de brillo en tu uña, para que el diseño tenga algo con que adherirse. Remueve delicadamente el diseño de la bolsa de plástico.

5. Inmediatamente coloca el diseño sobre la uña, comienza por el medio y luego ve pegando los bordes.

6. Con un corta cutícula corta los excesos.

7. Por último para limpiar los excedentes, sumerge la brocha en el removedor de esmaltes y limpia los bordes.

Y listo, así tendrás unas uñas que parezcan de salón!

Con esta técnica tan padre se me ocurren mil cosas más que me quiero hacer en las uñas.