Trucos para decorar que te ayudarán a bajar de peso

cover

Cambia las frutas de plástico o de cerámica por unas reales y decora el mesón de tu cocina con ellas -para disfrutar luego, quizás-. De acuerdo a recientes estudios de Brian Wansink, psicólogo de comida y director de Food and Brand Lab, de la Cornell University; las personas con bowls de frutas o vegetales expuestos en esta zona de la casa pesan 6 Kg menos que el resto de la gente.

Una buena idea para perder peso sin darse cuenta, ¿verdad? La conclusión sobre su contraparte (caramelos, galletas, sodas, entre otros) resulta más que obvia. La moraleja es que, por instinto, la gente suele dirigirse a lo que tiene a la mano y nadie puede negarse a la tentación si está en bandeja de oro. Esta afirmación aplica a la estrategia, también planteada por Wansink, que es prácticamente un mandamiento para la vida moderna:

No irás al supermercado sin antes haber comido. La explicación yace en: el cerebro y estómago actúan a tu favor cuando están llenos. Intenta cenar o almorzar antes de ir de compras, verás que escoges menos comida chatarra y más vegetales, entre otra “comida limpia”.

La solución es simple: ojos que no ven, estómago que no siente. También evita las conversaciones sobre lo que comes (sea bueno o malo), estar menos consciente de ello, te genera menos ansiedad y, por ende, menos ganas de picar.