Calaveras de azúcar en la piel

Aunque el origen de la tradición es desconocido, se cree que escribir el nombre de la persona a quien se regala la calavera tiene como propósito recordarle que, en este mundo, lo único seguro es la muerte…La verdad es que ninguna ofrenda de Día de Muertos estaría completa sin ellas y es de nuestros elementos favoritos de esta tradición mexicana.

Por su colorido y belleza han sido inspiración para todo tipo de prendas y accesorios…¡e incluso hay quien ha decidido llevarlas permanentemente en la piel!

Brazos, espaldas, piernas e incluso los dolorosísimos empeines de los pies se han convertido en lienzo para que diferentes artistas del tatuaje plasmen en sus clientes un recuerdo de esta celebración tan mexa, además, ¡los colores se ven increíbles!

Y aunque, según la creencia popular, traer una calavera tatuada es un augurio de muerte, nosotras preferimos  verlo como un tributo a nuestra tradición favorita.

¿Te animas?