#Instafake: la revelación de Essena O’Neill

ca791-bts2

¿Cuántas veces nos hemos muerto de envidia al ver en Instagram la foto de una chica rubia, de ojos azules, con abdomen de acero, cintura de avispa y lo que parece una vida de ensueño? Essena O’Neill (o @essenaoneill) es una media superstar australiana de 18 años. Con miles de followers en todos sus perfiles de redes sociales, ella de pronto decidió dejarlo todo…pero ¿por qué?

Todo comenzó hace unos meses, cuando Essena comenzó a cambiar las caption de sus fotos por frases mucho más reales que narraban la verdad detrás de esas fotos y esa vida aparentemente perfecta.

There is nothing zen about trying to look zen, taking a photo of you trying to be zen and proving your zen on Instagram.

A photo posted by Social Media Is Not Real Life (@essenaoneill) on

Exhibiendo su ansiedad causada por los likes y comentarios, sus desórdenes alimenticios, el usar bras con relleno y querer lucir mayor y sexy a sus 16 años, así como confesando que las marcas le pagaban por promocionar su ropa y “parecer feliz” usándola, Essena se convirtió en un fenómeno aún mayor que el que ya era.

Cientos de miles de miradas se han posado en la rebelde estrella de Instagram desde que decidió desenmascarar la cruda realidad detrás de su fama.

_86472256_instagram21311331

Seamos honestas…todas alguna vez nos hemos tomado mil fotos tratando de vernos más sexys, hemos fotografiado un lugar al que íbamos por primera vez como si fuera algo cotidiano o hemos retocado nuestras fotos…¿para qué? ¿Para nosotras o para los demás?

¿Hasta qué punto los likes y los comentarios positivos o negativos se nos vuelven, no importantes, sino indispensables? Lo más triste es que cada uno de nosotros conoce la foto original. Esa antes de cortar el desorden de nuestra recámara o ponerle un filtro a nuestras facciones, esa en la cual no disfrutamos el viaje porque estábamos muy ocupadas tomando fotos…entonces, ¿por qué continuamos con el engaño?