Meditación for dummies

shutterstock_57983557

Sabemos que la meditación, la sanación y la espiritualidad se han vuelto muy populares últimamente, pero más que una moda se trata de (dentro de todo el caos diario) realmente hacer algo por ti, tanto física como mentalmente, y darte un break de la estresante rutina del día a día. La clave es no pensar, esa es la meta; y créeme, no es nada sencillo. La meditación te ayudará a bajar los niveles de ansiedad, a relajarte y a aumentar la productividad. También te permitirá dormir mejor e incluso a lograrlo en menos tiempo; la meditación ayuda a tu autoestima, a tu concentración y mejora tu relación con el mundo, las personas y sobre todo contigo. 

Personalmente, no soy nada buena para eso, por eso decidí hacer una guía “for dummies” para que todos podamos gozar de los beneficios de la meditación.

  1. Entender que al no estar acostumbrados a vaciar nuestra mente, puede ser posible que nos cueste un par de intentos concentrarnos…¡no te desesperes!
  2. Estirarte ayuda a relajar tensiones y aflojar los músculos.
  3. Aprende a respirar: nariz, diafragma, exhala. Nariz, diafragma, exhala…concéntrate en tu respiración para vaciar más fácil tu mente.
  4. Evita distractores. No celular, no teléfono, no televisión…¡NO!
  5. Vuélvelo un hábito. Establece un horario y una constante de tiempo para fijar esta actividad…¡te traerá muchos beneficios!
  6. Apóyate de música tranquila o tutoriales…en Youtube hay unos buenísimos.

¡Listo!

Carpe Diem.