¿Te imaginas un collar hecho 100% a tu gusto, pero que no se puede tocar, sentir o asegurar?

Aunque, según la creencia popular, traer una calavera tatuada es un augurio de muerte, nosotras preferimos verlo como un tributo a nuestra tradición favorita.

Es una súper alternativa para poder lucir tu tattoo y saber si te gusta antes de comprometerte de por vida con el diseño…o si solo quieres llevarlo una semana a la playa.

Una recolección de su vida, obra e inspiración que comparte su nombre y que cualquier fan de la moda o el diseño…¡debe tener!

Una oportunidad buenísima para intercambiar aprender e, incluso, intercambiar algunas opiniones sobre este tema que tanto nos apasiona y que tanto impacto ha tenido últimamente a nivel mundial.