No solo el clima influye en tu estado de ánimo, así que ¡atención!

No hay nada en el mundo que a mi me haga usar una tela infestada de bacterias…¿y a ustedes?