L’IMPERATRICE, es una de esas marcas que descubres para establecer una conexión entre tus años de adolescente y los de mujer profesional.