Aunque, según la creencia popular, traer una calavera tatuada es un augurio de muerte, nosotras preferimos verlo como un tributo a nuestra tradición favorita.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado hablando de Halloween y ni una sola vez sobre el Día de Muertos? Por eso nos alegró tanto encontrarnos con Day of the Dead.