La mejor opción en tiempos modernos si es que alguna vez soñaste con los de rubí de Dorothy Gale en el Mago de Oz.