PFW: YSL, Valentino y Louis Vuitton

Continuando con la semana de la moda de Paris que es una de mis favoritas y está por terminar, aquí la segunda parte de mis colecciones favoritas:

Saint Laurent Paris

Nuevo nombre, nuevos tiempos. Decir que habían altas expectativas para este show es quedarse corto. Después de muchísima especulación, Heidi Slimane finalmente hizo su debut como director creativo y diseñador principal en la recién rebautizada (por el mismo Slimane) Saint Laurent Paris, después de tomar la estafeta que le dejó Stefano Pilati. Aún no me acostumbro a cambiar el YSL por SLP.

El desfile tuvo lugar en el magnífico Grand Palais, uno de los venues más llamativos de Paris donde pudimos ver chaquetas ajustadas y pantalones entubados, hombros bien definidos, transparencias, grandes corbatas de moño hechos con mascadas, cinturones y preciosos sombreros avanzando por la pasarela mientras se escuchaba música de Daft Punk y el techo cambiaba de forma (literal!).

En mi humilde opinión, Slimane no decepcionó; ha hecho una de mis colecciones favoritas en Paris llena de intrigantes siluetas y con él nace una nueva era en esta gran casa de moda. Geeenio.

Valentino

Siluetas discretas aunque bien estructuradas, maquillaje más que sutil, telas delicadas, y colores tenues fueron lo que vimos en la romántica colección de primavera 2013 de Valentino a cargo de Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli.

Los diseñadores dicen haberse inspirado en Roma y mostraron en esta pasarela prendas con una paleta de colores sobria: ciruela, negro, blanco y nude, llenas de detalles en encaje y zapatillas de cristal que parecen salidas de un cuento de hadas. El maquillaje casi imperceptible. Mis favoritos: los bolsos de mano súper variados, los vestidos largos y las mangas largas.

Louis Vuitton

Esta semana de la moda cerró con broche de oro. Marc Jacobs presentó este miércoles su colección de Primavera 2013 para Louis Vuitton con un show sesentero de seis minutos de duración en el que las modelos de par en par bajaron de unas escaleras eléctricas de color neón para desfilar sobre una pasarela con el mismo estampado.

Las prendas fueron de lo más llamativo, tapizadas en cuadros cómo de ajedrez en diferentes colores: amarillo neón, nude, café, verde, cobre y negro, y el look de maquillaje fue muy sencillo: sombra coral, delineador y mascara negra.

En definitiva Marc sigue mostrándonos más de esta fase de patrones por la que está pasando: primero fueron los puntos de Kusama, después las rayas en Nueva York y ahora esto. Breve, energetizante y groovy son las palabras que podría usar para describir esta presentación y la colección en general. Algún crítico lo describió como «poderoso aún sin contar una historia».

Mis favoritos: Todo y nada. Aunque en la pasarela todo se ve estupendo, me cuesta imaginar un escenario donde podría usar esas prendas sin sentirme algo… peculiar.