Uñas: Nude nada aburrido

El esmalte de uñas en color nude es un clásico que no falta en mi colección de esmaltes. Me gusta especialmente su versatilidad: puede verse casual para ir a la escuela y al mismo tiempo más elegante para una fiesta en la noche.

Además, por su tono neutral es fácil jugar con el de distintas maneras y combinarlo con otros colores en diferentes estilos. Aquí algunas ideas para variar con el nude.

Francés con Nude

El esmalte en este tono neutral sirve como una base perfecta para crear un french mani, pero no te limites al típico y aburrido blanco. ¿Qué tal hacerlo con tonos pastel? o mi favorito, con color negro.

Nude y Neón

El nude combina con casi todo, y aunque emparejarlo con un tono neón suena algo extraño, funciona, como podemos ver en estas imágenes. Lo único que necesitas es cinta adhesiva, un esmalte nude y uno en color neón.

Nude con Brillo

Para una ocasión más formal como un evento nocturno, prueba la combinación de nude y glitter. Rosa, dorado, plateado o  hasta negro (que da un efecto como de encaje) funcionan súper bien.