Jeremy Scott: Moda y Diversión

¿Se han preguntado cómo sería estudiar en Nueva York? Esa ciudad tan contrastante, tan llena de arte y modernidad, de historia, de moda, de urbanismo… La combinación perfecta para todo artista que desea saltar a la fama a través de su creación.

Asistir al Pratt Institute es un lujo que no todos se pueden dar. Esta codiciada escuela privada es un sueño para muchos (como yo). En ella se imparten carreras como Arquitectura, Artes Digitales, Diseño de Modas (por supuesto), Ilustración, Diseño de Joyería (¡sí, esa carrera existe!) y un montón de licenciaturas, todas ellas absolutamente cool. Es como un sueño, ¿cierto?

Esta escuela ha sido el seno de, ahora, grandes del mundo de de la moda y el diseño, como Jason Freeny, de quien recientemente les hablé, y de Jeremy Scott,  un diseñador de modas nativo de Kansas City, conocido y admirado en todo el mundo por su extravagante estilo y su evidente pasión por la cultura pop. Imagínense, él mismo dice haberse inspirado hasta en elementos de la industria del  fast food para diseñar prendas. Es el consentido de famosos como Björk, M.I.A, Beth Ditto, Lady Gaga, Lana Del Rey, Kanye West, entre otros.

Incluso, Karl Lagerfeld llegó a decir que si alguien llegase a sucederlo en Chanel, ese sería Jeremy Scott, quien plasma en sus prendas que la moda y la diversión tienen una misma esencia.

Seguramente reconoces los diseños de Jeremy. En el 2008, Adidas lanzó al mercado una línea de calzado y ropa creada por este diseñador, que de inmediato se volvieron best sellers iconos de la marca.  Honestamente, yo sí ahorraría por comprarme un par como estos para salir de fiesta:

 

Colores y patrones llamativos, estampados brillantes y telas escandalosas son elementos clave de las colecciones que presenta temporada con temporada Jeremy Scott. Hay que admitirlo, no estamos hablando de atuendos wearable, pero, curiosamente, tal y como lo dice el protagonista de esta nota, mirar sus pasarelas es sumamente divertido.

Por ejemplo, para su colección Otoño – Invierno, Jeremy Scott se inspiró nada menos que en Bart Simpson, personaje de uno de mis programas favoritos.

¿Qué les parece?

¿Se imaginan a su novio usando uno de estos outfits?

 

Sin duda, por su visión y estilo, Jeremy Scott es uno de mis diseñadores favoritos. Es la fiel prueba de que no hay límites para la creatividad en la moda y ejemplifica a la perfección que puedes llegar muy alto divirtiéndote, haciendo lo que te gusta.