Sarah Jessica Parker niega ser un icono de la moda

A mi me gusta aprovechar mi tiempo, por eso soy una fanática de las series o películas que tienen un buen vestuario, lo cual me da la ventaja de satisfacer dos de mis grandes pasiones: la moda y los audiovisuales. Por eso hace unos seis años cuando comenzó Gossip Girl me volví adicta a la serie inmediatamente (al igual que muchas chicas), pero algunos años antes de eso las mujeres estaban revolucionadas por la serie Sex and the City, no sólo por las divertidas vivencias de los personajes en la ciudad de Nueva York sino también por el exquisito vestuario de la protagonista. ¿Quién podría olvidar el outfit del tutú de bailarina que usó Carrie en uno de los capítulos?

Sarah Jessica Parker es muy reconocida por haber interpretado durante seis años el personaje de la fashionista Carrie Bradshaw en la serie de televisión Sex and the City, Bradshaw es un personaje semibiográfico de la periodista Candance Bushnell quien publicó el libro Sex and the City basado en las columnas que escribió para el New York Observer.

En la serie, Carrie es una periodista y adicta a la moda, que escribe para un periódico una columna llamada Sex and the City y luego se convierte en escritora freelance para Vogue (¡El sueño de muchas!). Uno de los principales atractivos de la serie era el vestuario, principalmente el de Bradshaw, que se hacía notar en cada episodio por su impecable estilo neoyorkino. Mientras la serie se fue haciendo famosa, los grandes diseñadores de moda no dudaron en colaborar, lo cual aumentó (obviamente) la calidad de los outfits de la neoyorkina.

Por ser éste su personaje más reconocido, la actriz ha sido calificada como un icono de la moda en todo el mundo, claro que también ayudó el hecho de que siempre luce hermosa en las alfombras rojas y en cualquier otro evento. Pero en una entrevista que dio a la revista People, dijo no considerarse una fashionista:

«No es una identidad con la que me conecto. Me siento agradecida si alguien dice algo amable (sobre su vestimenta), y si alguien dice algo menos amable, lo tomo como parte de que cualquiera esté hablando sobre mi» dijo «No pienso eso de mi misma y creo que es la manera más saludable de verlo.«

Explicó que aunque la moda siempre será una gran parte de su vida, el glamour de alfombra roja no puede estar presente en su rutina diaria:

«Amo las cosas hermosas y soy privilegiada de poder tener hermosos vestidos. Me siento muy afortunada y genuínamente lo disfruto. Siento que la moda tiene un espacio propio en mi vida». Agregó » Sólo que no es una realidad para todos los días, no cuando tienes tres hijos y tienes que ir al supermercado y hay tres hambrientos esperando por ti en casa. Tienes un tiempo limitado para hacer eso. Es imposible que la vanidad pueda ser parte de eso.«

 

Yo no soy madre, pero entiendo totalmente el sentir de Sarah Jessica de darle absoluta prioridad a sus pequeñines, aunque a mi parecer sigue luciendo hermosa como siempre.