Givenchy no presentará su colección de Alta Costura en la Semana de la Moda

 Si hay algo exclusivo en el mundo de la moda es la Alta Costura, esta rama se dedica a mostrar los complejos diseños que están en la cabeza de los creativos de moda. La mayoría de éstos no son para nada usables, por eso las otras colecciones se llaman ready-to-wear (listo-para-usarse). Ver un desfile de Haute Couture es un festín para los ojos de cualquier fashionista, por lo complejo y hermosos de las creaciones, estas tienen muchas aplicaciones y parecen sacadas de un cuento de hadas surrealista.

La casa francesa Givenchy ha anunciado que no presentará su colección Haute Couture SS13 en la próxima Semana de la Moda, esto es como consecuencia de la decisión que tomó el director creativo de la casa de moda francesa Riccardo Tisci en el 201o de presentar la colección de una nueva forma. El diseñador dejó fuera el concepto de las pasarelas para mostrar sus creaciones más exclusivas, en cambió presentará los vestidos de manera solitaria, sin modelos y sin show. La muestra será sólo para prensa y clientes exclusivos de la firma.

Esta decisión se debe a que Tisci piensa que todo el show que conlleva una pasarela en la Semana de la Moda le roba atención a lo que es realmente importante, los detalles que se encuentran en cada diseño de Alta Costura, como las aplicaciones de pedrería y encaje.

Aunque la casa afirmó que no participar0á en la semana de la moda, confirmó que seguirán con la realización de sus exclusivas piezas de alta moda y que éstas podrán ser observadas a través de visitas personalizadas en los salones VIP de la firma o en eventos top como la Gala del MET, donde las celebridades y las modelos podrán lucirlos.

La Semana de la Moda de Alta Costura de llevará a cabo del 21 al 24 de enero y podremos ver las colecciones SS13 de casas legendarias como Valentino o Chanel.

Aunque aprecio y comparto la idea de que lo principal de un desfile son los diseños, espero que a los otros diseñadores no les de por seguir esta tendencia, ya que el encanto de una pasarela no se puede igualar por una muestra en un salón, sobretodo para nosotros los pobres mortales que no tendremos el gusto de asistir a esas visitas VIP.