Playboy: ¿fin o resurgimiento?

¿Cómo olvidar la icónica portada de Marilyn Monroe en Playboy?

Con el paso de los años, los cuerpos cubiertos en poses sugerentes se convirtieron en desnudos explícitos.

Después de décadas, el pasado mes de septiembre, Cory Jones, uno de los editores de la revista, visitó al fundador de la publicación, el octogenario Hugh Hefner, en la Mansión Playboy, donde reside y desde donde aún dirige el medio. Jones, muy nervioso, le sugirió a Hefner algo radical: la revista, líder en la revolución que ayudó a hacer visible el sexo en Estados Unidos, debería dejar de publicar imágenes de mujeres desnudas…y Hefner estuvo de acuerdo.

Esto, con la esperanza de levantar lo números de la revista, que cifrada en 5,6 millones de ejemplares en 1975, ha caído hasta los 800.000 en la actualidad.

Gran parte de la responsabilidad de la caída de sus ventas, la tiene el hecho de que su revista es considerada misógina y machista; por otra parte, la pornografía por internet le ha robado casi toda su audiencia.

De esta manera, Playboy sufrirá profundos cambios a partir del próximo mes de marzo y, aunque seguirá mostrando imágenes de mujeres en poses provocativas, no volverá a editar un desnudo integral.

Si bien, no estamos en absoluto en desacuerdo con el desnudo femenino, no nos convence la idea de la objetificación de la mujer y nos alegra el hecho de que Playboy vaya a volverse más una revista de contenido.