8 Tips que hemos aprendido de Marilyn

Mell

A lo largo de los años muchas han tratado de imitar el look de Marilyn Monroe, desde la cabellera rubia hasta su distintivo lunar; y es que ¿quién no querría lucir como la sex symbol por excelencia? Tomando esto en cuenta, la revista Allure ha publicado una lista de 8 lecciones que todas podemos aprender de Marilyn.

Hazlo más claro

Si bien me opongo por completo a la idea de que las morenas se divierten menos, tenemos que admitir que el rubio platinado hizo la carrera de Marilyn. Ella aclaró su tono castaño al inicio de su carrera como modelo y no miró atrás. Su colorista Pearl Porterfield usó el clásico peróxido para esos rizos platinados que la hicieron resaltar dentro y fuera de la pantalla. Pero no tienes que ser tan drástica, si tu cabello es muy oscuro debes aclararlo gradualmente. Aclararte uno o dos tonos siempre es suficiente para cambiar de look y dar más sutileza y suavidad a tus facciones.

Piel brillante

La cara de Marilyn siempre parecía brillar desde dentro. Su secreto: vello facial. ¡En serio! Era la fina capa de vellitos en sus mejillas lo que captaba las luces del studio, y ella siempre se negó a depilárselos. Como ella; yo jamás lo he hecho y tú tampoco deberías. Pero tampoco hay necesidad de tener una barba, podemos imitar su luminosidad con un buen highlighter en el sitio correcto.

Huméctate

Mantener una piel impecable siempre fue esencial para la estrella. Por esto, se humectaba día y noche. En la ciudad, con la contaminación y la altura mi piel se reseca muchísimo, por eso es súper importante estar siempre hidratada, tomar agua constantemente y usar una buena crema de día y de noche, esto da a la piel un brillo sutil y saludable. Marilyn usaba la famosa Eight Hour Cream de Elizabeth Arden.

Delineado

Marilyn acentuaba sus grandes parpados con un distintivo trazo de delineador. Para crear su cat-eye no podían faltar en su bolsa de maquillaje un lápiz negro y uno café. Yo en lo personal prefiero el delineador en gel porque me parece más fácil de aplicar y me dura todo el día, yo uso el de Maybelline.

Realza tus pestañas

En 1999, Christie’s subastó una bolsa de maquillaje que perteneció a Marilyn por un millón de dólares. En ella se encontraban sus favoritos del maquillaje, y un par de pestañas postizas de Glorene of Hollywood. Para restaltar tus ojos, un buen juego de pestañas nunca falla. Un tip: Siempre enchina tus pestañas reales antes, esto le dará a las falsas una buena base para sostenerse.

Levanta la ceja

Me he dado cuenta de que aunque no le presto tanta atención a mis cejas, un cambio en ellas puede cambiar por completo la mirada, ya que son el marco de los ojos. Las cejas de Marilyn se caracterizaban por tener un arco pronunciado que hacía su mirada mucho más llamativa y coqueta. Si no estás segura de poder conseguir la forma ideal para tus cejas, ve con un especialista a que lo haga por ti, y a partir de ahí podrás mantenerlas tú.

Prueba el ‘red lip’

Sin duda, el tono de labios que más asociamos con Marilyn es un rojo carmín; clásico y sexy. Para hacerle honor a la actriz en su 50 aniversario luctuoso, M.A.C. lanzará en otoño una edición limitada de productos que incluirá un lipstick rojo. Para encontrar el tono de rojo adecuado para ti, toma en cuenta no solo tu color de piel sino también tu color de ojos.

Los rojos más cálidos, con tonos naranja se ven muy bien en niñas con ojos color miel, café claro o verdes. Los rojos intensos van perfecto con los ojos azules y los ojos oscuros se favorecen con tonos de rojo más fríos, como el rojo cereza.

Tu propia esencia

Alguna vez le preguntaron a Marilyn lo que usaba para dormir y ella respondió “5 gotas de Chanel No. 5”. Incluso se dice que salpicaba un chorrito de perfume en el agua de su bañera.

Es bien sabido que el mismo perfume no huele igual en dos distintas personas y es por esto que elegir tu fragancia es una decisión muy personal.

Para elegir bien, nunca lo compres basándote en el olor que tiene directo de la botella. Pruébatelo y déjalo una media hora, ya que puede ser que te encante su olor al principio pero este cambie una vez que se ha fijado en tu piel. Si 30 minutos después aún te encanta, haz encontrado tu esencia.

Yo uso el mismo perfume desde hace un par de años y la verdad es súper bonito cuando alguien te dice que se acordó de ti por tu perfume.

Para terminar, hay un tip que aunque no venía en la lista, a mi se me hace súper característico de Marilyn. Sonreír. La verdad es que aunque suene cursi, creo que una sonrisa siempre me hace ver mejor, y juro que aunque no siempre esté de humor para hacerlo, trataré de tomar mi propio consejo.