DIY: Cómo convertir un calcetín en un instrumento de belleza

Peni

Todas tenemos un par de calcetines que no usamos, yo tengo algunos que no uso porque me aprietan en el tobillo, o porque la costura me molesta o simplemente porque estoy loca. Gracias a que, a diferencia de los hombres, nosotras las niñas somos más limpias y olemos mejor, podemos darle otro uso a esos calcetines que no nos convencen del todo.

Desde que tengo el cabello largo soy dependiente de los chongos, me encanta usarlo en esos días que no quiero tener mi cabello suelto porque se ven muy bonitos, son cómodos y en su mayoría fáciles de hacer. Lo que si no había podido lograr hasta ahora era hacerme un chongo de bailarina que quedara perfecto, no tenía ni idea de cómo hacerlo, ni siquiera sabía por dónde comenzar. Un día fui a visitar a una amiga y me mostró una cosa que le habían regalado para que se hiciera chongos perfectos, después de verla batallar durante unos veinte minutos, por fin logró hacerlo y en efecto, su chongp era perfecto, parecía que hubiese salido de una revista.

Sin idea de dónde comprar ese artefacto del futuro, me fui perturbada a mi casa sabiendo que mis chongos nunca se verían tan bien como ese, los días siguieron siendo grises hasta que me encontré con una maravillosa sorpresa en mi querido y leal compañero Pinterest, un tutorial de cómo recrear ese aparato del futuro con un simple calcetín.

1. Necesitaras:

  • 1 calcetín.
  • Tijeras.
  • 1 Liga para el cabello.

2. Corta la punta del calcetín.

3. Enrolla el calcetín.

4. Formando una «dona».

5. Hazte una cola alta.

6. Mete el cabello por el centro del calcetín/dona.

7. Comienza a enrollar el calcetín/dona sobre tu cabello.

8. Trata de que no queden mechones sueltos.

9. Ten paciencia, las primeras veces puede ser un poco difícil pero el resultado vale la pena.

10. Enrolla el calcetín/dona hasta abajo y asegúralo con pasadores.

Y listo, un chongo como de peluquería en minutos!