Arte animal

Héctor Brindis

Hoy por la mañana mientras desayunaba, contemplaba el interior de mi departamento. No sé por qué me pareció vacío… como si le hiciera falta algo. Normalmente me parece acogedor. En otras palabras, creo que viví uno de esos lapsos de inconformidad con la decoración que sólo se me cura de una forma:  Corrí por mi laptop y, al tiempo que terminaba mi taza de café, comencé a navegar en busca de elementos decorativos que llenaran (aunque fuera en mi cabeza) las paredes vacías de mi hogar.

Pasaba por la sección de «Apartment» de  Urban Outfitters. Me encanta ver su tienda en línea. Siempre sueño con decorar mi departamento con las piezas que se exhiben en esa categoría. Me paso horas revisando una y otra vez los catálogos, como si la posibilidad de adquirir todo (porque honestamente lo quisiera comprar todo), no estuviera tan lejana como está.

Llevaba el scroll hacia abajo… ropa de cama, cortinas, alfombras, accesorios para el baño, para la cocina, piezas vintage… Un sueño para cualquiera.  Seguí buscando… Alhajeros, lámparas, muebles… Wall art! 

El descubrimiento que tuvo lugar en ese preciso momento, es del que estoy por hablarles.

Ashley Percival es un joven ilustrador freelance inglés (¡Ashley también puede ser nombre de hombre!), que obtiene inspiración para su obra, de la vida salvaje y la naturaleza, dando como resultado obras únicas para el gusto de todas las edades.

Gracias a su gran talento e imaginación, ha logrado vender sus diseños a grandes compañías como Forever 21 y, desde luego, Urban Outfitters, entre otros. Podemos encontrar (no muy fácilmente, he de agregar), su trabajo original tanto en cuadros como el que anteriormente les mostré, como en T-shirts y, seguramente, en tantas presentaciones como la imaginación permita.

Les dejo una breve galería con la serie «Awesome Art» de Ashley Percival, que me encanta. Si fuera mi amigo, ¡le pediría que retratara a Lugo disfrazado de hipster!