DIY: Cuadro de pantones

Héctor Brindis

Con la idea de personalizar el espacio vació en una pared del estudio, y puesto que por el momento no puedo pintar sobre ella, descubrí una excelente opción, no sólo porque es bastante económica, sino porque también pone a prueba mi creatividad y paciencia para el diseño de interiores.

Recientemente les hablé sobre un artista que se basó en los catálogos de color para crear su obra, pues ahora este mismo material será útil para crear un cuadro.

Primero que nada vale la pena tomarse la tarde para visitar una tienda de pinturas, en la sección de los catálogos de color debes elegir los pantones a tu gusto, de acuerdo al tamaño del cuadro que deseas debe ser la cantidad de muestras que selecciones.

Puede ser desde un tamaño carta hasta 1/8 de papel ilustración, es una superficie de 38 cm x 25 cm o ¼ que es 51 cm x 38 cm, una vez determinado el tamaño, se necesita cinta adhesiva doble cara y tijeras.

Corta las muestras de color para que quedan cuadrados, después es hora de experimentar con los tonos que escogiste para crear el diseño. Una vez acomodadas, toma un foto para no olvidar el orden.

Inicia pegando los cuadros en la esquina superior derecha, debe quedar muy bien alineado con los bordes, para que el siguiente pantone quede paralelo, es importante colocarlos en un mismo sentido para ir cubriendo los nombres de los colores conforme vas avanzando con las filas.

Cuando termines de pegar los colores, puedes agregar alguna frase o letras encima con otro tipo de papel, te puedes ayudar con una plantilla o crear tu propia tipografía.

Para darle el toque final debes enmarcarlo, puedes optar por un marco de madera o por uno de cartón.

¡Obra terminada!

Imágenes de A Beautiful Mess.