Lanvin atrapa las miradas

Héctor Brindis

En la tienda marcada con el número 22 en la Rue du Faubourg Saint-Honoré, una calle dedicada a las casas de moda más prestigiosas en la Ciudad de la Luz, estoy segura de que cualquier transeúnte admirador de las aves tropicales que camine enfrente de dicha boutique quedará maravillado con el nuevo diseño que los escaparatistas de Lanvin elaboraron para esta temporada.

En aquella tienda donde se puede encontrar ropa de mujer, niño y accesorios, los escaparates dejan ver un poco de lo que se encuentra en su interior a través de un diseño sencillo y elegante; a los vestidos, conjuntos, zapatos y e incluso a los bolsos de la temporada Primavera/Verano 2012 de la línea ready to wear les añadieron enormes alas de plumas de colores, que me parecen pertenecieron a animales emplumados de algún paraíso jamás encontrado.

Algunas de las piezas flotan por los aires o extienden sus imponentes alas que enmarcan las prendas incluso de caballero.

Me fascinaron. Debo decir que esta es una de las razones por las que soy fan del trabajo que realizan los diseñadores de escaparates.