Verano en el Warhol

Peni

Andy Warhol nunca ha sido de mis creativos favoritos, y ese sentimiento sólo se multiplicó cuando fui a ver Factory Girl al cine y conocí la historia de la horrible relación entre él y Edie Sedgwick. Ok, quizás esa no es una razón válida para no apreciar su trabajo, pero así es la vida, no todo tiene un por qué.

Creo que mi mayor problema con Warhol es el hecho de que no lo considero un «artista» como tal, no me cabe en la cabeza describirlo con la misma palabra que hablo de Monet, Goya o Picasso, después de todo los anteriores fueron pioneros y pusieron su vida y alma en sus creaciones, de hecho, creo que mi principal problema con el pop art, es que me parece que le falta alma, es muy vacío, los colores y las formas son todo, pero en si, las obras no significan nada, y el arte debe de tener un significado. Sin embargo como parte de la cultura popular puedo apreciar mucho las obras de Andy, la irreverencia que hay en su trabajo y lo controversial que fue en su momento es algo que me atrae.

 

Dejando eso a un lado, no soy del tipo de gente que permita que mis preferencias me alejen de conocer cosas nuevas, o de reconocer algo padre cuando lo veo.

La agencia de publicidad MARC USA creó una serie de imágenes para promover visitas al Museo de Andy Warhol en estas vacaciones de verano. Bajo el lema «Summer’s Different Here» (Aquí el verano es diferente), la firma creó seis diseños que están muy inspirados en el pop art sesentero de Andy, pero con un twist inquietante, chanclas de alambre de púas, camastro de clavos y hot dog de gusanos son algunas de la posibilidades que se ofrecen en esta campaña. Creo que el concepto es lo suficientemente actual para llamar nuestra atención, tiene esos pequeños detalles incómodos que permanecen en tú mente y al mismo tiempo describen el tipo de arte, nada convencional que se exhibe en el museo.