Coco Rocha en la portada de diciembre de Vogue México

Peni

La cuestión del peso es algo que nos atormenta a la mayoría de las mujeres, pero ¿cómo no va a hacerlo si vivimos en una sociedad en la cual los estándares de belleza son impuestos por revistas y casas de moda, en las cuales manejan a hermosas mujeres de una altura impresionante y de talla cero?. De hecho, los estándares de la industria de la moda son tan inalcanzables que ni las mismas modelos a veces pueden lograrlos.

Mikhaila Rocha, mejor conocida como Coco Rocha, es una modelo de nacionalidad canadiense y ascendencia rusa, galesa e irlandesa. Esta mezcla de raíces seguramente fueron las responsables de su hermoso y particular rostro.

La top model no sólo es conocida por fotografiar increíble y por su hermoso caminar en las pasarelas, también se le reconoce por ser directa y muy clara al expresarse. En febrero del 2010 formó parte de un semi-escándalo de la industria de la moda en la que el periódico NY Daily News la colocó en su portada con un titular que decía: ¿Es ella muy gorda para ser una modelo de pasarela?, el artículo hablaba sobre la baja demanda que había tenido la modelo esa temporada por ser una talla cuatro.

Al ser una persona muy expresiva, Rocha escribió una carta abierta y la publicó a través del New York Times y de su blog personal (les recomiendo que lo sigan) en la que expresaba su descontento por las maneras de la industria de moda, en la cual deliberadamente crean trastornos en las modelos por la presión que les imponen sobre mantener una contextura física que no es saludable, sobretodo cuando se encuentran en una edad adolescente.

Afirmó que ella no se dejaría llevar por eso, que a su edad adulta considera que ya puede decidir no ser humillada ni presionada a deteriorar su salud por las expectativas inalcanzables de la industria y que, a pesar de estas alegaciones, su carrera no se ha visto frenada sino que va viento en popa.

Una prueba de esto es que la revista Vogue México ha escogido a Coco Rocha para que modele en su portada del mes de diciembre, en la cual lleva un vestido de Prabal Gurung y un brazalete de Rose Berger, la foto fue tomada por Regan Cameron. La modelo también es la protagonista del editorial «Sin Límites» fotografiado exclusivamente para la revista por David Roemer, bajo el estilismo de Sara Gore Reeves.

Ya la top model había sido la portada de Vogue México en el pasado para su edición de Septiembre 2010:

Aquí les dejo una galería con la foto de portada y la serie de «Sin Límites«:

¿Cómo alguien podría atreverse a decirle a esta hermosa mujer que esta gorda? Siempre hay que recordar que la meta a aspirar es la de un look ¡Saludable!