Frida Kahlo expuesta a través de sus vestidos

Peni

La individualidad es una característica que debemos de perseguir y preservar en nuestras vidas, es aquello que nos separa del montón, que nos hace únicos e inolvidables. Sea a través de nuestro trabajo, de nuestra vestimenta, o de nuestro modo de vida en general, siempre debemos caminar nuestro propio camino y no el de alguien más. Una cosa que es muy buscada en nuestra sociedad es la aceptación y por eso tendemos a doblegar nuestros gustos e instintos, porque se necesita mucho valor para mostrar quienes somos en realidad.

Por esa razón admiro y aprecio a las personas que muestran quienes son realmente sin miedo a la exclusión o la burla, creo que todos deberíamos de defender nuestra idiosincrasia.

Frida Kahlo siempre tuvo un estilo muy propio, inspirado en las vestimentas de las mujeres indígenas mexicanas, expresando así el orgullo que sentía por sus raíces y su ideología política. Era una mujer que atesoraba su individualismo y su femineidad y que aprovechó la vestimenta como un medio para cubrir sus cicatrices y disimular la fragilidad de su cuerpo causada al sufrir de polio en  su infancia y por un accidente que tuvo a los 18 años.

Kahlo es reconocida no sólo por sus extraordinarias pinturas, sino también por su forma de vestir. Hoy en día es  una figura icónica de la moda, con sus trenzas y flores, sus vestidos coloridos y largos y sus accesorios vistosos y extraños. En aquel momento no pasó desapercibido su particular estilo, ya que fue elegida para salir en la revista Vogue en el año 1937 como un referente de la moda de su época.

Este sábado 24 de noviembre se abrirá la exposición «Las apariencias engañan: los vestidos de Frida Kahlo», la muestra será en la famosa Casa Azul, lugar donde Frida nació, creció y murió.

Después de la muerte de la pintora, su esposo Diego Rivera donó la casa para que fuera un museo de la vida de Kahlo y le pidió a su amiga Dolores Olmedo que resguardara los baúles con la ropa y objetos personales de Frida, y no las mostrara hasta 15 años después de su propia muerte. Con el fallecimiento de Olmedo en el 2002, los baúles se abrieron y con ellos se descubrieron muchos detalles íntimos sobre la artista. Entre las cosas que guardaban se encontraban zapatos, aparatos ortopédicos, joyas, cartas, vestidos, fotografías, corsés y accesorios, piezas que serán expuestas por primera vez al público.

Por el limitado espacio del museo, se expondrán 11 vestidos en 2 salas del museo, y en 5 meses se cambiarán por otros 11 . La exposición será presentada por Vogue México y el Museo Frida Kahlo, en la cual buscan explorar la identidad de la artista a través de su vestimenta, y mostrar la influencia que tuvo en el diseño y la moda contemporánea.

 

Yo personalmente siempre he adorado el estilo personal de Frida, así que esta es una exposición que ¡no puedo perderme!