Los «refugiados» de Nobert Baksa

Maria

Nobert Baksa ha sido duramente criticado por su forma de incorporar el problema de los refugiados a la industria de la moda o, para ser más específicos, a la fotografía de moda.

Con Der migrant, un shooting de moda cuya publicación ha cobrado relieve internacional por el carácter polémico de las imágenes. En palabras del propio fotógrafo: “Tú ves a una mujer que sufre, que a la vez es hermosa, y que a pesar de su situación lleva ropa bien y un smartphone. Esto es lo que queríamos reflejar”.

Que lo sexy vende es algo que la industria de la moda sabe bien, pero miles de inmigrantes sirios han visto morir a sus hijos, padres y hermanos. Han dejado atrás su hogar y luchan por encontrar una vida en paz en algún lugar, refugiados, mientras no puedan vivir en su país. Lo que en realidad reflejan sus caras, no es sensualidad, es pérdida, dolor y miseria.

Mientras Baksa ahora se defiende argumentando que lo que busca es atraer atención al problema de los refugiados, a nosotras las fotografías se nos hacen ciertamente incorrectas y hasta oportunistas al tratar de glamourizar tan fuerte problemática.

¿Ustedes qué piensan?