Accesorios del espacio exterior

Peni

Cuando era chiquita tenia una inmensa fascinación por el espacio exterior, recuerdo que mis sábanas eran de estrellas y que una de mis posesiones más preciadas era una enciclopedia de Snoopy sobre los planetas, las estrellas y la galaxia. Mi interés en el espacio no era de origen existencialista, sino más bien, estético, el cielo de noche lleno de estrellas era para mi la obra más bella de la naturaleza, al igual que las imágenes de planetas o de la vía láctea. Recuerdo que pase muchas noches en el patio trasero de mi casa acostada en la suelo con mi mamá mientras veíamos las estrellas y platicábamos sobre lo infinito del universo.

 

Gracias a todos esos momentos, la fascinación por el espacio nunca me dejó, hasta el día de hoy disfruto observando las estrellas y viendo documentales sobre el espacio. Precisamente por esto cuando me encontré con la marca de accesorios ISOK, quedé enamorada.

 

Verán, esta firma crea accesorios con materiales muy inusuales como gemas y cuarzos raros, metales en bruto y meteoritos, sí, meteoritos de verdad, de los que caen del cielo, en específico tienen collares hechos con piezas pulidas del meteorito Gibeon que alcanzó la tierra en épocas prehistóricas.

 

La propuesta de ISOK me encantó porque les dan un valor agregado a sus piezas por el hecho de que son artesanales y por supuesto por lo raros que son los materiales de fabricación cargados de historia. Ademas de todo esto, sus diseños son geométricos y sencillos pero están realizados de tal forma que evocan ciertas simbologías antiguas, y eso me fascina.