Dementes collages

Héctor Brindis

Desde que tengo memoria las revistas han sido uno de mis tesoros predilectos, hace más de 10 años que las colecciono, por supuesto que sólo algunas de las han pasado entre mis manos han sido dignas de quedarse en el librero; desde las primeras Vogue que compré hasta las que me han acompañado en los aeropuertos, todas poseen algo que las convierte en mis favoritas.

Pero sobre todo, las portadas o las fotografías que contienen son un factor determinante para conservarlas.

En realidad no sé si se quedarán conmigo toda la vida, pero después de ver el trabajo de Lola Dupré sé en qué las puedo convertir.

La artista toma cualquier anuncio o imagen icónica, tijeras, pegamento y las transforma en hermosos collages vistos a través de un caleidoscopio.

Lo que daría por tener una pieza de Dupré colgada en el estudio.