Esmalte aquí, esmalte acá

Héctor Brindis

Ya se acerca el fin de semana, sólo pienso en descansar y descansar, pues realmente no tengo algo en especial que hacer… pero para mi fortuna hallé unas excelentes recomendaciones para entretenerme largas horas con mis uñas.

Obviamente las tenía que compartir.

Lo único que se necesita es esmalte del color favorito, aunque también enseguida muestro los esmaltes en tendencia, que hará más fácil la hora de la elección de color. Además hay que tener a la mano quitaesmalte, por supuesto, y un pincel fino.

La primera opción es la media luna, que es precisamente bloques de color, pero con la forma de una luna. Lo que se hace es delinear y rellenar por partes.

Para las que tenemos una fijación con los corazones, aquí están los pasos para crear unos “bloody hearts”. Los tonos sugeridos son blanco sobre rojo .

Hay que pintar la uña del color del fondo, dejar secar, para después dibujar una V, y rellenar, con el pincel húmedo se arrastra a través del centro del corazón para crear el efecto de goteo. Se puede repetir la figura en la misma uña.

Este diseño se logra gracias a kilos de paciencia y excelente pulso, claro. Así que, para comenzar se ocupan tres esmaltes, el objetivo aquí es lograr la impresión de sombreado o de tejido.

Cubrir la uña con el color de fondo, dejar secar y después trazar pequeñas líneas desde el nacimiento de la uña hacia la punta; aquí se sugiere un patrón para que sirva de guía, una vez más el esmalte debe secarse, para detallar con el tono más claro las siguientes líneas justo encima de las originales.

Para tener un print floral en las uñas. Son necesarios cuatro esmaltes y la ayuda de un palillo, inicias pintando la uña del color del fondo, dejas secar, para aplicar dos puntos pequeños, inmediatamente agrega otros dos de diferente color, pero que formen una cruz, es importante que los gotas estén húmedas para utilizar la punta del palillo para dibujar un remolino, hasta que se logre una flor de dos tonos.

Para las hojas, debes aplicar un punto de un tono diferente a los ocupados anteriormente, sumerges la punta del palillo en un esmalte más claro y trazas una línea en el centro de la hoja.

Ahora sí, las uñas listas para comenzar la semana y hasta terapia de relajación incluida.