Esmalte aquí, esmalte acá II

Héctor Brindis

Otro fin de semana –por fin- .

Tiempo de libertad absoluta y yo con nuevas ideas para ocupar el tiempo, nada más y nada menos que en mis uñas.

Tres diseños son los elegidos para que los intentemos en nuestro manicure semanal. Debo decir que son diseños especiales, pues están inspirados en las piezas que fueron presentadas en diferentes colecciones de Otoño/Invierno 2012.

Una vez teniendo un pincel fino y quita esmalte está todo listo para comenzar.

El blanco y negro son los protagonistas de este acabado de este diseño basado en el vestido de Altuzarra. Advierto que en este print es fundamental un pulso extraordinario. Inicia trazando una línea vertical negra en medio de la uña y después una horizontal sobre ella, quedará una T, a continuación se muestra el patrón para que lo puedas seguir.

Es recomendable jugar con las líneas en cada uña, para lograr un aspecto desordenado y diferente, así que en la uña del dedo anular traza una raya horizontal al centro y luego crúzala con otras líneas verticales paralelas. Finalmente, como se muestra en las imágenes, rellenas con esmalte blanco, aunque yo prefiero: Pintar la uña del color de fondo, en este caso blanco, dejar secar, y trazar las líneas como mencioné anteriormente.

El segundo diseño es una réplica de un kimono de Proenza; se necesitará de esmalte amarillo mostaza, cobre, azul marino y azul pálido.

Comienza cubriendo las uñas con el cobre que será la base, deja secar completamente, luego toma con el pincel una pequeña cantidad de azul claro y forma varias pequeñas C en sobre la uña, esto para que no se exceda la cantidad de laca y se vuelva un desastre, dejas secar, limpia el pincel para después trazar puntos sobre los círculos marcados previamente.

Por último toma una pequeña cantidad de esmalte amarillo mostaza con el pincel para hacer puntitos al azar en el resto de la uña.

Especialmente me encantó este tercer print, inspirado en una vestido de Rag & Bone, es elegante y muy lindo. Para lograrlo se necesita esmalte negro y cobre.

La base será el negro, así que debes cubrir la uña primero, dejas secar, ahora imagina una línea horizontal en el centro de la uña y sobre ella marca trazos cortos inclinados, después debajo de la raya invisible traza líneas inclinadas en dirección contraria, a manera que se vea como una espiga.

Para terminar únicamente debes marcar puntos en el borde de las diagonales.

Básicamente esta es la propuesta para Otoño, pero también se puede experimentar con diferentes tonos.