Todo el mundo cabe en un pañuelo

Héctor Brindis

Estoy segura que todas en algún momento hemos imaginado una especie de mundo paralelo, donde habitan colores, sabores, sensaciones que son únicas y que no queremos que se nos escapen o se olviden, por eso las transportamos a un sitio aparte para que no se empolve y permanezcan intactos.

Corrine «Coco» Brun plasma todo lo existe en su mundo en foulards, es la diseñadora de la marca Forget Me Not, produce foulards en sarga de seda y la cachemira en Como, Italia. Para cada temporada, Brun se toma un descanso de su trabajo para Longchamp y Karl Lagerfeld para dedicarse a la elaboración de una colección única de su cuenta.

Se trata de pañuelos impresos en un formato más grande que la mayoría, así los prints adoptan diferentes diseños de acuerdo a la forma en que se lleven puestas.

Les dejo mis favoritos…