Where the cool kids are

Reina

 

Hay un denominador común en estos tres barrios de moda: eran las peores áreas de sus respectivas ciudades, y donde hace no demasiado tiempo nadie se atrevía a poner un pie en ellos. Hoy, no solo han terminado por ser algunas de las zonas más caras de las metrópolis a las que pertenecen, si no que son el lugar donde las nuevas tendencias en arte, gastronomía y, sobre todo, en moda surgen y se expanden al resto del mundo. Es por esa razón que llamamos este artículo: Where the Cool Kids are.

Tommy Ton

1. Friedrichshain con Kreuzberg, un barrio céntrico que se articula entre el río Spree y las Frankfurter y Karl-Marx Alle. Lleno de bares a medio camino entre lo clandestino y lo legal, parques repletos de maleza y construcciones de los años del Telón de Acero impresionates, fríos pero que sirven de espcacios creativos para artístas de todo el mundo.Y sobre todo gente con mucho estilo donde se combine el normcore con el punk y ciertas influencias soviets de los años 80. Un look no apto para cualquiera.

http://www.berlin-motive.de/

2. Coyoacán siempre ha sido el barrio de los intelectuales por donde Frida Kahlo, Diego Rivera, Octavio Paz o Elena Poniatowska vivían y creaban. Es conocido como Barrio Mágico debido a sus plazas, calles estrechas y las casas coloniales de inspiración española llenas de color. Debido tan vez a la influencia de la Casa Azul,  es el estilo de los nuevos artistas que deciden hacer de este lugar su hogar.

http://www.hostalcoyoacan.com/

3. La historia de Dalston, es aplicable las zonas más cool del resto del mundo: barrio pobre y obreo convertido en el foco de la modernidad, del arte y de la moda gracias a la rehabilitación de edificios por parte de artistas callejeros como Banksy, bares a lo Zigfrid o Dalston SuperstoreCara Delevigne y toda la troupe de chicos bien de Londres caminan por sus calles de carácter alternativo y dedicado a las artes y a la vanguardia, vestidos con una mezcla entre las tribus de los 80 londineses (skin heads incluidos, pero ¡ojo! solo en lo que a estilismo se refiere) y rockers de Quadrophenia (1979) y el glam de David Bowie. El lugar perfecto para observar –y quizá copiar– los estilismos más extremos, comprar ropa de segunda mano, visitar galerías o ir a conciertos garage.

http://cdn.traveler.es/