El regreso de Gwen

Héctor Brindis

Tras el anunciado regreso de No Doubt con su sencillo «Settle Down», vi a una Gwen Stefani sin rastro alguno de los diez años que habían pasado desde que dejamos de escuchar las canciones de la tropa californiana, pero debo ser honesta con ustedes. Dicho single no me agradó ni un poco.

Me gustaba mucho más en la época de Return of Saturn, cuando todavía conservaba su cabellera rosada; escucharla interpretar “A Simple Kind Of Life” era mi momento favorito de ese álbum, resultaba muy natural identificarse con cada letra.

Es un hecho que Gwen está de regreso en la escena musical y Harper’s Bazaar le dio la bienvenida haciéndola protagonista de su portada de septiembre gracias al lente de Terry Richardson; para la sesión ocupó piezas de Alexander McQueen, Versace, Diane von Furstenberg, Jil Sander, algunos pares Charlotte Olympia, pero el vestido negro de novia de Vera Wang me fascinó.

Me acuerdo que también tuve mi época de adorar hasta la tortura “Don’t Speak”, años después “Cool” del álbum Love. Angel. Music. Baby. – por cierto, posteriormente resultó ser el nombre con el que bautizó a su línea de ropa, L.A.M.B.- se convertiría en uno de mis clásicos por su video que evoca los cincuentas grabado a orillas en un lago en Italia.

Ahora el regreso de la banda lo celebro, pero quizá sea mi afición por lo nostálgico, pues no me supo igual No Doubt hoy… pausa para suspirar.

En fin, recordar es vivir y este día está dedicado al antiguo No Doubt, así que les dejo una breve selección de mis piezas favoritas nacidas a principios del nuevo milenio. Disfruten.