La semana pasada se presentó el DFashion en la Ciudad de México. Entre los desfiles finales estuvo el de Alejandra Quesada. No había hablado mucho de ella, pero es de lo mejor que tiene México en materia de moda. Me fascina su estilo, naive y étnico, sin caer en lo rídiculo o en un espectáculo nacionalista. Ella tiene un sello y es amante de la calidad, no es pretenciosa con sus diseños y cuida los detalles, cosa que se agradece y por la cual vale la pena pagar el costo de sus prendas.