Dice la frase Los mejores amigos de las mujeres son los diamantes… La verdad no lo creo. Aunque amo Tiffany, creo que mi ilusión de comprar un charm sólo la produce tener la cajita verde agua de la firma en mis manos y por la película de Audrey Hepburn, que ve en este lugar la fuente de la felicidad.